USA TU PC PARA AYUDAR A LA TIERRA. POR TI Y POR TU DESCENDENCIA
NOTICIAS

jueves

Patagonia Argentina un paraiso cubierto de cenizas

La lluvia convirtió las cenizas en barro, algunos techos se desmoronaron, las calles están intransitables y casi medio millón de ovinos morirán. El panorama es oscuro y no tan sólo por las cenizas que se colaron hasta en los rincones más recónditos del sur del país.
Ahora los especialistas advierten que la actividad volcánica podría durar tres meses más.
El Departamento Lagos, en Neuquén, y el sur de Río Negro fueron declarados “zonas de desastre”. También se decretó emergencia económica y turística.
video

Los gobiernos provinciales anunciaron nuevas medidas de asistencia y emergencia para las poblaciones y los productores agropecuarios en crisis. Las tareas de Defensa Civil se centran en repartir agua potable e intentar limpiar la arena y el barrio de los sectores públicos, aunque resulta en vano. Todavía continúa lo que los especialistas definieron como la mayor erupción de un volcán de la región en los últimos 10 mil años.

La erupción del volcán Puyehue iniciada el 4 de junio es, por los registros geológicos, la de mayor magnitud que afectó en 10 mil años a la Patagonia Argentina, donde se ubica Villa La Angostura, Bariloche, Ingeniero Jacobacci, entre otras ciudades afestadas, afirmó un estudio divulgado ayer por vulcanólogos de la Universidad Nacional del Comahue y el Conicet de Argentina.

"Así lo confirma tanto el espesor del material caído como el tamaño de los fragmentos", afirmaron Adriana Bermúdez y Daniel Delpino, especialistas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Universidad del Comahue.

En un informe sobre la actividad del volcán chileno y su impacto para la Argentina, los científicos afirman que la erupción iniciada "es comparable con los registros geológicos de erupciones acaecidas" en los últimos 10.000 años.

Una situación similar a la de Villa La Angostura "se da en la zona de Ingeniero Jacobacci y área rural circundante, donde el espesor de ceniza caída ( más de 15 cm.) y la continuidad con el transcurso de los días la torna en la mayor erupción histórica que afectó la zona".
El estudio determinó que el "material tamaño ceniza y polvo volcánico es de composición ácida, compuesta por más de un 70% de sílice" que, aún en pequeñas concentraciones, al entrar en contacto con el agua, reaccionan formando ácido clorhídrico, sulfhídrico y fluorhídrico.
"Esta es la razón por lo que hay que preservar las fuentes de agua potable del contacto con las cenizas, advirtieron. Además, por su composición rica en sílice, su carácter vítreo y su morfología con puntas agudas, la ceniza puede afectar el sistema respiratorio, los ojos y la piel.

Los investigadores concluyeron: "todas las actividades humanas han sido afectadas, desde la vida cotidiana hasta los recursos económicos", es extremadamente importante establecer una red de contactos y un sistema de información básica para lograr emitir una alerta temprana que permita retirar del área personas o animales que puedan ser seriamente afectados.

Una vez declarada la emergencia, es necesario que se concurra con todos los medios económicos y de infraestructura posible, sostenidos en el tiempo, recomendaron.
Los científicos aconsejan la instalación de al menos un sismógrafo en la zona de San Martín de los Andes, por la presencia de sismos durante todo el período eruptivo y volcanes activos y potencialmente activos en el área.

"Dadas las condiciones actuales de limitados conocimientos y escasos medios tecnológicos de obtención de datos, frente a este tipo de erupciones que superan la media histórica, solo es posible realizar un pronóstico basado en datos geológicos de erupciones de los últimos 10.000 años y erupciones históricas", plantearon.
Bermúdez y Delpino pronosticaron "la posibilidad de que este ciclo eruptivo dure un período relativamente largo de tiempo", que implique varios meses.

Tierra iluminada por el Sol ahora mismo

Imagen actual del Sol

Actividad solar

Rayos-X provenientes del Sol:

Campo magnético en la Tierra: