USA TU PC PARA AYUDAR A LA TIERRA. POR TI Y POR TU DESCENDENCIA
NOTICIAS

miércoles

Países que emitieron más dióxido de carbono en 2018



Emisiones en megatoneladas


Fuente: Global Carbon Atlas

domingo

Calentamiento global 2015 2019

Entre 2015 y 2019 se ha acelerado el cambio climático.


Los indicios del cambio climático y sus efectos, como el aumento del nivel del mar, el derretimiento de los hielos y la aparición de fenómenos meteorológicos extremos, se intensificaron durante el período 2015-2019, que, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), será probablemente el quinquenio más cálido jamás registrado. La concentración de gases de efecto invernadero ha aumentado también a niveles sin precedentes, confirmando una tendencia al calentamiento en el futuro.
Según la Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2015-2019 —que servirá de base para los debates de la Cumbre sobre la Acción Climática organizada por el Secretario General de las Naciones Unidas—, la temperatura media mundial ha aumentado en 1,1 ºC desde la era preindustrial y en 0,2 ºC con respecto al período 2011-2015.

https://ane4bf-datap1.s3-eu-west-1.amazonaws.com/wmocms/s3fs-public/styles/featured_media_detail/public/news/featured_media/thumbnail_PR_2.PNG?E280f_ABUR40kZSn56yxpzDUciJN3ucs&itok=GCtDUCPo

En un informe conexo sobre la concentración de gases de efecto invernadero elaborado por la OMM se indica que, durante el período 2015-2019, se ha observado un incremento continuo de los niveles de dióxido de carbono (CO2) y de otros importantes gases de efecto invernadero en la atmósfera, que han alcanzado niveles récords: la tasa de aumento del CO2 fue casi un 20 % superior a la de los cinco años anteriores.
Este gas permanece en la atmósfera durante siglos y aún más tiempo en los océanos. 
Según se desprende de datos preliminares correspondientes a 2019 y procedentes de un subconjunto de sitios de observación de gases de efecto invernadero, la concentración mundial de CO2 debería alcanzar, o incluso exceder, las 410 partes por millón (ppm) para finales de 2019.

Las causas y los efectos del cambio climático se están multiplicando en lugar de reducirse”, dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, que es también copresidente del Grupo Consultivo sobre Ciencia Climática de la Cumbre sobre el Clima de las Naciones Unidas.
Y añadió que “se ha acelerado el aumento del nivel del mar y que se teme que se produzca una reducción abrupta de la cubierta de hielo en la Antártida y en Groenlandia, que a su vez exacerbará el aumento del nivel del mar en el futuro. Como ha sucedido este año en las Bahamas y Mozambique, donde ha habido trágicas consecuencias, el aumento del nivel del mar y las tormentas tropicales intensas producen catástrofes humanas y económicas”.
“Estamos frente a grandes desafíos. No se trata solo de mitigar los efectos del cambio climático, sino que cada vez es más necesario adaptarse a este fenómeno. Según un informe publicado recientemente por la Comisión Global de Adaptación, señaló el Secretario General, la forma de adaptación más eficaz es invertir en servicios de alerta temprana y prestar especial atención a las predicciones que tienen en cuenta los impactos”.
Destacó que “es sumamente importante que reduzcamos las emisiones de gases de efecto invernadero, en especial las que proceden de la producción de energía, la industria y el transporte. Esto es decisivo para mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar los objetivos definidos en el Acuerdo de París.”

“Para frenar un aumento de la temperatura mundial de más de 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, debemos triplicar el nivel de ambición. Y para limitar el aumento por debajo de 1,5 grados, es necesario multiplicarlo por cinco”, explicó.

Según el Boletín de la Sociedad Meteorológica de los Estados Unidos, durante el período 2015‑2017, en 62 de los 77 fenómenos que se estudiaron se apreció una significativa influencia antropógena en la génesis de estos fenómenos, y lo mismo revelaban prácticamente todos los estudios realizados sobre importantes olas de calor. De hecho, cada vez en más estudios se señala la influencia humana en relación con el riesgo de precipitaciones extremas.

Si se desea mantener el calentamiento global lo más cerca posible de 1,5 ºC por encima de los niveles preindustriales, es fundamental que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores, incluido el de la energía.
Es muy posible que el objetivo de mantener el incremento de la temperatura muy por debajo de los 2 °C resulte inalcanzable.

Fuente OMM.

martes

Cambio climático 2019

Julio iguala, y quizá supera, el mes más cálido jamás registrado.

Según nuevos datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y del servicio de Copernicus relativo al cambio climático, julio de 2019 iguala a julio de 2016 como mes más cálido del que se tienen datos, e incluso puede que lo acabe superando y se convierta en el mes más caluroso jamás observado. Este nuevo récord se produce justo después de registrarse el mes de junio más cálido del que se tiene constancia.

Hasta el momento, julio de 2016 era el mes más cálido del que se tenían datos, pero las nuevas cifras indican que, si se tienen en cuenta los primeros 29 días del mes, julio de 2019 ha sido tan cálido como julio de 2016 e incluso puede que su temperatura acabe siendo ligeramente superior.

Los valores más recientes son particularmente significativos, porque julio de 2016 coincidió con uno de los episodios más intensos de El Niño, fenómeno que contribuye al aumento de las temperaturas mundiales. Sin embargo, a diferencia de 2016, 2019 no se ha caracterizado por un episodio intenso de El Niño.

"Siempre ha hecho calor en verano, pero estas temperaturas no se registraban cuando éramos jóvenes, ni cuando lo eran nuestros abuelos", dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, al dar a conocer los datos en Nueva York.
"Todo apunta a que el período de 2015 a 2019 será el quinquenio más cálido del que se tienen datos. Solo este año, se han pulverizado récords de temperatura desde Nueva Delhi hasta Anchorage, desde París hasta Santiago, desde Adelaida hasta el círculo polar ártico. Si no hacemos nada para frenar el cambio climático ahora, esos fenómenos meteorológicos extremos serán solo la punta del iceberg. Y, además, el iceberg también se está derritiendo a gran velocidad", explicó el señor Guterres.
"Debemos prevenir una alteración climática irreversible. Es la batalla de nuestras vidas, una batalla para luchar por nuestras vidas. Y es una batalla que podemos y debemos ganar", destacó.


En la última semana el calor ha sido excepcional en todo el mundo, y diversos países europeos han registrado temperaturas máximas insólitas que han afectado al transporte y las infraestructuras, sin olvidar las consecuencias para la salud de las personas y el medioambiente. A medida que la denominada "cúpula de calor" se desplazó hacia el norte, atravesando Escandinavia hasta llegar a Groenlandia, aceleró todavía más la fusión de los hielos, un proceso cuya velocidad ya está por encima de la media.
"Julio supone un nuevo episodio de la historia climática, dado que se han establecido docenas de nuevos récords de temperatura a nivel local, nacional y mundial", dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas.

"El calor excepcional ha ido de la mano de una alarmante fusión de los hielos en Groenlandia, el Ártico y los glaciares europeos. Por segundo mes consecutivo, incendios forestales sin precedentes han devastado el Ártico, calcinando bosques antaño vírgenes que ahora, en lugar de absorber dióxido de carbono, se han convertido en abrasadoras fuentes de emisión de gases de efecto invernadero. No es ciencia ficción. Es la realidad del cambio climático. Está pasando y se agravará en el futuro si no adoptamos medidas urgentes para combatirlo", afirmó el señor Taalas.

Se agotó el tiempo para hacer frente a peligrosos aumentos de temperatura que tendrán numerosas repercusiones para nuestro planeta.
Ese tipo de olas de calor son uno de los fenómenos que se producirán como consecuencia del cambio climático y el aumento de las temperaturas en todo el mundo.

Fuente OMM.

lunes

Junio 2019, él más caliente de la historia.


Cambio climático 2019.

Una ola de calor atípicamente temprana y excepcionalmente intensa ha batido récords de temperatura en Europa. La temperatura media del pasado mes se situó 2 °C por encima de lo normal, lo que lo convirtió en el junio más caluroso registrado en el continente.


Las altas temperaturas representan una gran amenaza para la salud humana, la agricultura y el medioambiente. Este tipo de olas de calor son coherentes con los escenarios climáticos que predicen que los episodios de calor serán cada vez más frecuentes, prolongados e intensos ya que la concentración de gases de efecto invernadero conducirá a un aumento de las temperaturas mundiales.

Un grupo de científicos de la iniciativa World Weather Attribution ha publicado un estudio en el que señala,
“el cambio climático inducido por la actividad humana hace que todas las olas de calor que tienen lugar en Europa hoy en día se vuelvan más probables y más intensas”, agrega, “las observaciones muestran un aumento muy pronunciado de la temperatura de estas olas de calor. En la actualidad, se estima que estos episodios se producen con un período de retorno de 30 años. Hace un siglo, sin embargo, las olas de calor con esa frecuencia hubiesen sido probablemente 4 °C menos cálidas. En otras palabras, una ola de calor de esa intensidad es, como mínimo, 10 veces más frecuente hoy en día que hace un siglo”.

La temperatura media de junio se situó 1 °C por encima del récord anterior, que se había establecido en 1999, y 1 °C por encima de lo previsto en función de la tendencia observada en las últimas décadas.
En Francia se batió el récord nacional de temperatura en la localidad de Gallargues-le-Montueux, donde se registraron 45,9 °C el día 28. Otras dos estaciones de observación del país registraron también temperaturas superiores a 45 °C. Es la primera vez que se sobrepasa esta cifra desde que existen los registros modernos.
El Servicio Meteorológico Nacional de Francia (Météo-France) destacó que “45,9 °C es una temperatura que se alcanza en agosto en Furnace Creek, Valle de la Muerte (California), que ostenta el récord de ser el lugar más caluroso del mundo”.
En España también se registraron en muchas zonas temperaturas de más de 40 °C.
El Servicio Meteorológico de Alemania (DWD) informó de que el día 30 se alcanzó en su país una temperatura de 39,6 °C, lo que supuso un nuevo récord en junio. También señaló que 243 estaciones de observación registraron nuevos récords de temperatura en junio, muchos de los cuales fueron también récords absolutos, y que 223 estaciones registraron temperaturas de 35 °C o más.

Los episodios de calor causan la muerte de miles de personas cada año y a menudo acarrean otros problemas, como incendios forestales y fallos de las redes eléctricas.
Varios países emitieron alertas de contaminación durante las olas de calor, especialmente en zonas urbanas. El calor no es lo único que afecta a las personas, pues también lo hacen los altos niveles de ozono. Las altas temperaturas, la abundancia de luz solar, los días largos y la presencia de precursores del ozono, como el óxido nitroso (N20) y los compuestos orgánicos volátiles (COV), favorecen la formación de ozono troposférico. Este último, además de ser nocivo para la salud humana, las cosechas y los ecosistemas, es también un gas de efecto invernadero.

Hacer frente a los riesgos para la salud que plantean los fenómenos meteorológicos extremos (incluidas las olas de calor) y la contaminación atmosférica son el gran desafio para este siglo, ya que los trabajos en conjunto de los paises mas desarrollados del planeta para detener o aminorar el calentamiento global fracasaron.


fuente; OMM.

Tierra iluminada por el Sol ahora mismo

Imagen actual del Sol

Actividad solar

Rayos-X provenientes del Sol:

Campo magnético en la Tierra: